jueves, 24 de mayo de 2012

Estreno del documental: CUBILLO. HISTORIA DE UN CRIMEN DE ESTADO


Antonio Cubillo Ferreira fue ayer protagonista en un documental histórico; “Cubillo. Historia de un crimen de estado”, dirigido impecablemente por Eduardo Cubillo, el pase filmográfico se realizó en los multicines Monopol de Las Palmas. En la presentación se encontraba el propio protagonista, arropado por compañeros de su movimiento de liberación, el MPAIAC, gente cercana a movimientos independentistas y otras tantas que nada tenían que ver con estos movimientos, podemos destacar entre tantos asistentes al artista Pepe Dámaso y al ex presidente de Canarias Lorenzo Olarte, entre otros.

   Por supuesto esta crónica no será válida para los que me lean sin haber visto a priori el documental, por eso invito a todo/as a verlo (a partir de este viernes 25 de mayo tiene la oportunidad), la calidad filmográfica, el argumento bien desarrollado de los hechos convulsos sobre todo en los años setenta, con toda la información veraz muy bien presentada, unida a las entrevistas de personajes relevantes, primordialmente dos bandos (los que quieren una Canarias independiente y lo que luchan por mantenerla bajo el dominio del estado español), fotografías e imágenes de época y sobre todo el cara a cara entre Antonio Cubillo (víctima de terrorismo a cuchilladas) y su autor material Juan Alfonso González, que revelará a la cámara más datos que demuestran la participación del estado español en este intento de asesinato.

   Por fin, y rendidos ante todas las evidencias e investigaciones, personajes relevantes del gobierno español reconocen que el accidente de los Rodeos fue utilizado en contra del MPAIAC para restarle apoyo social e intentar asestarle el golpe definitivo junto al
intento de asesinato del líder del MPAIAC, todo esto, a sabiendas de que el movimiento de liberación no era culpable. Haber si el diputado del PP,  Felipe Afonso El Jaber, visualiza el filme y aprende, igual así, deja de hacer el ridículo en el Parlamento de Canarias diciendo estupideces como que el documental ofende porque Antonio Cubillo no pide perdón a “cientos de víctimas”. Vaya argumento falso más tonto, el problema igual es que muchos ciudadanos se enteraran de que el ministro de interior de la época Rodolfo Martín Villa (uno de los que ordenaron matar a Cubillo), era afiliado de AP (Alianza Popular más tarde PP, o sea Partido Popular) y esa publicidad será negativa para su partido.

   Lorenzo Olarte que también es entrevistado comenta que gracias a las acciones de propaganda armada del MPAIAC y a Cubillo como líder del movimiento, “Canarias sacó tajada”, me imagino que se referirá a que aceleró unas migajas de competencias
para los canarios afines al estado español, o quizás a que gracias a este hecho poco después consiguió ser el presidente del gobierno de Canarias. En fin…que en el documental sigue erre que erre con que Cubillo quería asesinarlo, sin mostrar ninguna prueba, claro está. Aún así, le reconozco la valentía de acercarse a Cubillo finalizada la película y reconocerle: “eres una gran persona”, en esto Antonio Cubillo le dice: “pero porqué dices que yo te quería matar, eso no es cierto”. “No importa, era otra época” – le dice Olarte – “eres una gran persona”.

   El final del documental explosionó en aplausos y vivas a Canarias Libre y vítores a Antonio Cubillo, no es de extrañar ya que todo iba enlazado a una acción magistral y
trepidante, una hora y media tan bien realizada y encadenada que pareció más corto de lo establecido. Y la verdad es que gratamente me sorprendió que este documental contara con apoyo institucional desde el Cabildo y el Gobierno de Canarias, menos mal que no han censurado de momento esta visión tan importante y escondida de nuestra historia.

   Lo dicho, se que esta crónica ya es criticable, sólo espero que el que la critique lo haga con argumentos bien fundados y que como mínimo, lo haga después de haber visto este maravilloso documental histórico del joven y talentoso director Eduardo Cubillo.

Pedro J. Brissón – Asociación socio-cultural Faita
23/05/2012 – Islas Canarias