viernes, 20 de febrero de 2009

Europa abre expediente por el abandono de España a los espacios naturales canarios

La Comisión Europea expedientó este jueves a España por no designar un número suficiente de espacios naturales protegidos en las Canarias mediante la "Red Natura 2000" y no haber tomado suficientes medidas de conservación.

El procedimiento de infracción afecta también a Portugal, que tampoco ha adoptado las medidas necesarias en Madeira y las Azores. Los archipiélagos forman parte de la región biogeográfica macaronésica, que contiene ecosistemas únicos.

"Madeira, las Azores y Canarias albergan numerosas especies que no existen en ningún otro lugar y que deben preservarse. Por ello, pido a España y a Portugal que adopten las disposiciones necesarias para proteger estas zonas lo antes posible", dijo el comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea, Stavros Dimas, en un comunicado.

El expediente contra los dos países adopta la forma de una carta de emplazamiento, primera fase de un procedimiento de infracción. Si las autoridades españolas no corrigen la situación, el Ejecutivo comunitario podría llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo.
Mientras llega la respuesta al nuevo requerimiento, Bruselas insistió ayer en que las autoridades españolas debían haber designado hace más de un año un total de 174 zonas especiales ya que el plazo dado para adoptar las medidas de conservación requeridas expiró en diciembre de 2007. Desde entonces, sin embargo, ni España en el caso de Canarias ni Portugal en Madeira y Azores han adoptado las medidas necesarias.


En el caso de Portugal, 36 lugares deben ser todavía designados en tanto que zonas especiales de conservación y tienen que adoptarse medidas de protección suplementaria.

"Madeira, Azores y las Islas Canarias albergan numerosas especies que no existen en ningún otro lugar y que deben preservarse. Pido a España y Portugal que adopten las disposiciones necesarias para proteger estas zonas lo antes posible", insistió ayer Dimas.

"Las islas macaronésicas nunca han formado parte de un continente. Las plantas y los animales indígenas han llegado gracias a una diseminación a gran distancia". Estas islas encierran, según la Comisión, ecosistemas únicos característicos de estas regiones volcánicas, y muchos de ellos están amenazados.

Aunque estas colonias españolas y portuguesas sólo representan el 0,3% del territorio de la UE, acogen a cerca del 20% de sus principales tipos de hábitats y al 28% de las plantas protegidas, muchas de las cuales son endémicas de estas islas.

Pese a estos requerimientos - España dispondrá ahora de dos meses para solucionarlo - parace más que demostrado el total desinterés por parte de la clase política española y sus acólitos en el gobierno de Canarias por preservar el futuro de nuestro Archipiélago.