lunes, 29 de diciembre de 2008

Concluida la Noche de Rock & Roll a cargo de “La Vieja Escuela” y “Lord Bairon”

“Esta es una noche de Rock & Roll”, con este tema del grupo Barricada empezaba su concierto en la Sala Duke´s “La Vieja Escuela”, un grupo sureño de Tamarant que en su corta andadura aportan mucho heavy-rock en formato versión: Barricada, Ángeles del Infierno, Barón Rojo, Reincidentes, etc., fueron algunos de los grupos versionados.

La velada del viernes 19 de diciembre le comió tiempo al sábado para que este grupo de Ingenio tocaran muchos temas conocidos: “Los Rockeros van al Infierno”, “Resistiré”, etc. logrando que los nostálgicos del heavy de los 80 y 90 volviéramos a revivir esos temas estandartes e increíbles que cantábamos contra el sistema.

La interactuación es lo que hace interesante a la par que divertido un concierto de buen rock, cuando los cinco componentes de “La Vieja Escuela” comenzaron a tocar el “Maldito sea tu nombre” de Ángeles del Infierno; nosotros los compañeros de Faita que ocupamos las esquina independentista gritábamos algún nombre de nuestra negra historia:

Sergio: “¡Pedro de Vera!”
Todos: “¡Maldito, maldito sea tu nombre!”
Aarón: “¡Juan Rejón!”
Todos: “¡Maldito, maldito sea tu nombre!”
Yurena: “¡Alonso de Lugo”
Todos: “¡Maldito, maldito sea tu nombre!”
Pedro: “¡Hernán Peraza”
Todos: “¡Maldito, maldito sea tu nombre!...



Finalizada la primera actuación, subían al escenario los seis componentes de “Lord Bairon”, (realmente subían cinco ya que Blaky hacia doblete a la guitarra con ambos conjuntos) y con temas propios comenzaron a caldear el ambiente festivo musical.

Me impresionó que tocaran tres guitarras, de hecho pensé que existirían problemas a la hora de sincronizarlas y que los errores que se pudieran cometer se notarían demasiado; pero me equivoqué y me alegré por ello, porque los cimientos estaban bien firmes y todos prestaron sus guitarras para la base rítmica, pero en diferentes temas y cada uno por separado, demostraron su gran capacidad para el punteo.

El batera se mantuvo constante, con el ritmo bien definido, y el bajista firme, rápido y con mucho sentido del show y del ritmo.

Antonio, la voz, es puro fósforo en el escenario (por desgracia el espacio era corto, con algo más amplio seguro que se hubiese desarrollado aún más la expresión escénica de este pasional cantante). Su voz es bastante nítida para estar en directo y la herramienta que más utiliza es la fuerza de sus agudos, ya escribí una vez que recordaba el estilo de grupos de los 80 y principios de los 90, lo que no dije es que tiene un gran parecido físico (fisonomía, estatura y corte de pelo) con uno de los mejores cantantes de todos los tiempos, Ronnie James Dio.



“Lord Bairon” no defraudó, tocando y dedicando para la esquina indepe su tema insignia “Pueblo Guanche”, de nuevo la tricolor con las siete estrellas se ondeó sobre el escenario y ante todos, al ritmo metálico y distorsionado de notas susurrantes llenas de contenido nacional y de idiosincrasia canaria.




Una noche estelar, divertida y plena de buen Heavy Metal, donde los componentes de “Lord Bairon” demostraron varias cosas: su buen hacer musical y un alto grado de compromiso al finalizar el tema antes nombrado, ya que repartieron ante el público asistente el Anteproyecto de Constitución de la República Federal Canaria, “que todos se enteren de que existe, hay que debatirla y concensuarla entre todos los canarios”, y así acabó la noche, si esa noche, esa fue “la Noche del Rock & Roll Canario”.

Pedro J. Brissón