jueves, 3 de julio de 2008

Cubillo reactiva en la ONU la demanda de descolonización de las Islas Canarias

El presidente del Congreso Nacional de Canarias, Antonio Cubillo, remite una carta a Naciones Unidas con la intención de que este organismo plantee de nuevo, ante la Asamblea General, la desconolización de Canarias antes del año 2010. En ella señala que el actual Gobierno autonómico está a las órdenes de Madrid.
EL DÍA, Tenerife

Treinta y ocho años después de que el secretario general del MPAIAC y presidente del Congreso Nacional de Canarias, Antonio Cubillo, entregase al responsable del Comité de Descolonización de la ONU el documento en el que estaba establecido el movimiento de liberación de Canarias, Cubillo ha remitido un nuevo documento a Naciones Unidas, esta vez en forma de carta, en la que plantea otra vez revitalizar las gestiones ante este organismo de cara a lograr la descolonización del Archipiélago antes del año 2010.

En la misiva remitida a la ONU, Cubillo expone lo siguiente:

"Señor secretario, en 1970 entregué personalmente con mi firma al Presidente del Comité de Descolonización, Davidson Nicol, un memorándum en su visita a Argel, donde estaba establecido nuestro Movimiento de Liberación desde 1964, gozando de inmunidad diplomática.

El año 1972, el comité se desplazó a Argel para contactar con todos los Movimientos de Liberación de las colonias establecidos en dicha capital, sede de todos los Movimientos de Liberación africanos. Su representante entró en contacto con nosotros y expusimos nuestro problema, haciendo hincapié en que, aunque España no había puesto en la lista de colonias a las Islas Canarias, por haber sostenido siempre que España no tenía colonias sino provincias de Ultramar -como Guinea Ecuatorial, el Sahara español y Canarias-, la realidad era otra, ya que el gobierno español se había inventado lo de provincias de Ultramar para disfrazar sus colonias.

Ese comité está al corriente de todo el proceso que hubo que hacer con Guinea Ecuatorial, que España seguía considerando provincia en vez de colonia, hasta que al fin se pudo obtener su independencia. También está al corriente de todo el proceso del Sahara, ocupado por España, y cómo el 25 de mayo de 1975 ese comité estuvo en El Aium, donde parecía que España iba a acordar la independencia de dicho territorio, aunque el 14 de noviembre de 1975 acabó vendiéndoselo a Marruecos y a Mauritania.

A principios del año 1974, el comité estuvo de visita de nuevo en Argel, y al plantear el problema de Canarias se nos aconsejó llevar directamente el problema ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, aunque para ello hacía falta el apoyo del grupo africano de la OUA. Por esta razón, desde el MPAIAC nos dedicamos a visitar todos los países africanos para obtener su apoyo. El 2 de diciembre de 1975, el gobierno argelino nos autorizó una radio en Argelia, "La Voz de Canarias Libre", para expresar al mundo entero la situación de Canarias, en su lucha por sus justos y legítimos derechos nacionales. Al mismo tiempo, exigimos al Gobierno español que entrase en conversaciones con el MPAIAC para llevar el caso ante las Naciones Unidas y para que cesase la represión en Canarias contra los patriotas independentistas. Con anterioridad, el 20 de julio de 1968, el MPAIAC fue reconocido como Movimiento de Liberación Africano, en la sexta reunión de Jefes de Estados de la OUA, en la que se produjo una declaración solemne de la OUA sobre Canarias, que consta en el documento Memorándum de 1970.

El 2 de diciembre de 1975 el gobierno argelino nos hizo entrega de una radio, "La Voz de Canarias Libre", la cual llegaba a todas partes del mundo trasmitiendo en onda media, corta y larga. Emitió hasta 1978 para Canarias. En febrero de este año, el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la OUA acordó que el problema colonial de Canarias se discutiera en la Asamblea General de la ONU y se acordó que el secretario general del MPAIAC dirigiera una delegación a Nueva York, en compañía del señor Eteki, secretario general de la OUA en aquel momento. Eteki debía advertir de la fecha del viaje, a través de la Embajada de Camerún en Argel. Dicha embajada me señaló posteriormente en Argel que el viaje tendría lugar en los primeros días de abril y que debería encontrarme con el Eteki en la embajada en Roma.

Acto de terrorismo

Como es público y notorio, el Gobierno colonialista español, en lugar de discutir en la ONU cuál era la posición de España ante el problema de la descolonización, decidió en Consejo de Ministros facultar al Ministerio de Interior para que programase mi asesinato a través de un acto de terrorismo de estado, que tuvo lugar en Argel en la noche del 5 de abril de 1978, dejándome al borde de la muerte. Como consecuencia de él quedé parapléjico y con muletas para toda la vida. Horas después, las autoridades argelinas detuvieron a los asesinos, que resultaron ser dos mercenarios españoles, pagados y dirigidos por el ministro de Interior, Martín Villa, y el inspector jefe, Roberto Conesa, que fueron sometidos a un consejo de guerra militar y condenados.

Precisamente, cuando el MPAIAC decidió en 1985 que habría que crear un brazo político para llevar la lucha en Canarias y creamos el CNC, planteé personalmente ante los tribunales españoles el intento de asesinato sufrido en Argel, llevado a cabo por el Gobierno de la UCD. Fue la Audiencia Nacional quien dictó una sentencia el 14 de julio de 1990 que condenó al Estado español por haber llevado a cabo un acto de terrorismo de estado, y sentenció a 20 años a uno de los inductores. Exigí responsabilidades a los altos cargos de la policía española de Madrid, así como a que se me indemnizara con 25 millones de pesetas. Dicha indemnización me fue negada durante muchos años hasta que al fin se obtuvo en el año 2003, por orden expresa de la Audiencia Nacional, tras de 18 años de gestiones.

Actualidad

En el momento actual, el MPAIAC ha decidido plantear de nuevo y revitalizar las gestiones ante ese organismo, comenzadas en 1970 e interrumpidas en 1978, y solicitar al Comité de Descolonización que plantee de nuevo ante la Asamblea General el problema de esta colonia africana, para que sea descolonizada antes del año 2010.

En el año 1988, la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaraba la década 1990-2000, como la Década Internacional para la erradicación del colonialismo (Resolución 43/47). El 19 de diciembre de 1991 declaró oficialmente que en esta década se tendría que poner en práctica el libre ejercicio del derecho de autodeterminación por los pueblos colonizados o territorios no autónomos. Al adoptar esta resolución, contenida en el informe del secretario general de las Naciones Unidas para que sirviera de plan de acción para la década, la asamblea general invitaba a todos los estados miembros y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales a activar el apoyo a dicho plan y a las organizaciones independentistas de los pueblos aún colonizados.

La Asamblea, por resolución 48/52 del 10 de diciembre de 1993, reafirmó la resolución 43/47 sobre la década de la descolonización prevista y exigió a todos los Estados colonialistas a descolonizar lo antes posible, y a aplicar la Declaración 1514 (XV), de 1960, sobre el derecho de los pueblos a su libre determinación.

Posteriormente, y ante la negativa descarada de estados como Francia y España, la asamblea estableció una nueva década, 2000-2010, para descolonizar pacíficamente los territorios aún colonizados. Tenemos o estamos seguros de que el gobierno monárquico español está haciendo lo posible en todas las instancias internacionales, y en la propia ONU, para impedir este derecho. Por ello, llamamos la atención a ese comité de las posibles maniobras del Gobierno español contra nuestras personas y una posible delegación que vaya a contactar directamente con ese comité, ya que el gobierno colonialista español está haciendo en Canarias planes para después del año 2011.

Tenemos que señalar que en Canarias hay un gobierno autonómico fantoche, puesto por España pero que no representa al pueblo canario y está constituido por partidos políticos españoles, como el PP y el PSOE, así como por un partido denominado Coalición Canaria, que se dice nacionalista pero que está a las órdenes de Madrid, representado por Paulino Rivero.

Esta coalición tripartita no tiene, pues, representatividad, ya que la mayoría de los españoles residentes en esta colonia, que son unos 500.000, votan a los partidos de la metrópoli y deciden en nombre de los canarios, a los que se les boicotea cuando han querido participar, puesto que han establecido unos topes electorales antidemocráticos, 30% en cada isla y un mínimo del 6% en el Archipiélago, para poder participar.

El gobierno español está diciendo en sus estadísticas que pasamos de dos millones de habitantes, e incluye dentro de estas cifras a 500.000 españoles, a 350.000 alemanes, 300.000 ingleses residentes, más unos 100.000 de otros lugares de Europa y unos 150.000 de América y otros continentes, de lo que resulta que sólo somos 800.000 canarios.

Como consta en todos los expedientes de descolonización llevados a cabo por ese comité, en las colonias sólo se puede aplicar el "ius sanguinis" y el "ius solis", hecho que en el Anteproyecto de Constitución Republicana Federal admitimos, y los gobiernos españoles quieren aplicar el "ius residentia" para dejarnos en minoría, por lo que hay que desconfiar de las cifras aportadas por el Ejecutivo colonial, al hablar del pueblo canario. Por las fotocopias del principal periódico publicado en Canarias, que le hago llegar en esta carta y que seguiré enviando, verá usted que la reclamación de la soberanía y la independencia es un clamor público y popular y que, incluso el primer periódico español, El País, se ha hecho eco de esto en una entrevista exclusiva".