jueves, 28 de abril de 2011

Continúan las masacres de libios por el clan Khedafi

En los archivos del Partido Comunista ruso, hay una carta firmada del fundador del Partido Socialista italiano, Gramsci (1891/1937) enviada a Lenin en los años 17 o 18, donde decía que en Italia, él había formado un gran revolucionario trabajador que sería el futuro líder del socialismo en Italia y se lo recomendaba a Lenin y esta gran luchador se llamaba, Benito Mussolini.

Todos los lectores saben que Gramci se equivocó completamente y nunca pudo imaginar los crímenes que llegó a cometer su protegido, que acabó metiéndolo en la cárcel donde murió. Los dirigentes de la internacional Socialista que han apoyado al dictador beduino de Libia Khadafi en estos momentos que masacra y asesina a los habitantes libios que no comulgan con él y con sus hijos, deberían acordarse del error de Gramsci y dejar de apoyar a un régimen que masacra a sus habitantes que se han levantado hartos de tanto engaño y de que las riquezas inmensas del país se encuentre en manos del clan Khadafi y de sus hijos y amigotes, como ha sucedido en Túnez y Egipto, en Yemen y Siria, donde los actuales dictadores, amigos de El Khadafi, resisten aún asesinando a la población civil como hace el beduino libio y sus hijos, ante la indiferencia internacional.

Ya sabemos que la Internacional Socialista se ha vuelto a equivocar y sus líderes se han dedicado a recibirlo con abrazos y parabienes porque saben que los dineros libios sirven para comprar materiales como bombas de racimo en España para asesinar a la población civil o para enviar navíos llenos de petróleo a sus países o comprar voluntades o hacer desaparecer una organización como era la OUA, cuyo fin era acabar de descolonizar el continente africano, porque mientras existiese esta organización, se seguiría hablando de las colonias españolas y francesas en África, Islas Canarias, territorios en Marruecos de ciudades ocupadas como Ceuta y Melilla, las islas Chafarinas y la Isla francesa de la Reunión o de la división del archipiélago de las Comores.

El dinero del régimen pro árabe de Trípoli servía para acallar los crímenes que hacía el dictador beduino de las tribus de Beni Hillal y Beni Hassan, que ocuparon Libia en el siglos XII, llegando hasta el Río de Oro y fueron acabando y liquidando a todas aquellas tribus autóctonas que hablaban el Berber, porque eran los auténticos habitantes Lebus de la Numidia histórica y del Sahara. En estos días se habla mucho de la resistencia en el este de Libia y se olvidan los crímenes y los bombardeos de las tribus imazighen o berberes del oeste junto a la frontera tunecina, de la zona del Djebel Nefussa, que se han resistido siempre a la lengua árabe y a la arabización como muchas tribus Tuareg y los habitantes de Nalut y Wazin en el oeste del país así como pequeñas ciudades o pueblos como Gheryan, Qalâa, Tekla Yefren, Zentan, Jadu, Kabaw, y otros.

Médicos Sin Fronteras y Amnistía Internacional denuncian todos los días los asesinatos que hacen las tropas de la familia del Khadafi contra la población civil, mientras el dirigente del Consejo Nacional, cifra los muertos en unos 10.000 y 50.000 heridos. Por otro lado el ex presidente español Aznar, administrador de sus bienes y riquezas en España se dedica a elogiar a su amigo Khadafi en Nueva York, dentro de su Fundación FAES hecha con dinero libio y se dedica a decir que es un ¨amigo de occidente¨ aunque es ¨un amigo extravagante y extraño¨ y habló en su conferencia de la actual política del gobierno USA al ¨respaldar a los rebeldes libios sin saber quiénes son los rebeldes¨.

El ex presidente del PP, Aznar apoyó en su tiempo el coronel beduino, cuando supo que una delegación del MPAIAC estuvo en El Cairo en 1990, en una reunión de la OUA, para estructurar la ayuda y el apoyo que iba a recibir nuestro movimiento de Liberación Africano, para descolonizar las Islas Canarias. Las tractaciones duraron varios años, porque mientras siguiera existiendo la OUA tal cual como se creó, tendría que ayudar a la liberación de los territorios africanos aún en manos de los colonialistas españoles y franceses.

Aznar y las fábricas españolas de armas se comprometían a enviar a Libia todo tipo de municiones y material ligero de guerra así como las famosas bombas de racimo españolas, conocidas en África por los efectos devastadores que hacían entre las poblaciones civiles. La cuestión era que España estaba muy interesada por la desaparición de las estructuras del Comité de Liberación de la OUA en Tanzania, que iba a ayudar al MPAIAC y a preconizar un movimientos en la Isla francesa de la Reunión y a apoyar el régimen marroquí en sus justas y legítimas reivindicaciones contra las ciudades ocupadas en Ceuta, Melilla, islas Chafarinas, islotes de Velez de la Frontera y Alhucemas.

Los socialistas españoles estaban también de acuerdo con todas estas gestiones y los franceses mientras, tocaban a sus gobiernos títeres africanos para que entre todos acabaran con la OUA de 1963 y fabricase una Unidad Africana, copia de la Unión Europea, es decir una organización descafeinada que olvidase que el continente africano seguía sin descolonizar. Tenemos que señalar que esta maniobra, participó con su silencio, la República Arabe Saharui, quien fue contactada por su gran amigo español Felipe Gonzalez, para que no hablase de las Islas Canarias ni las demás colonias en las reuniones de la OUA.

Esto se llevó a cabo en 1999 y se liquidó descaradamente a la OUA y al proceso de descolonización con la ayuda y el apoyo del gobierno libio. No es de extrañar que los miles de millones de dólares que El Khadafi poseía en España, iban a ser administrados por el Sr. Aznar, que así podía pagar a sus colaboradores y a los que fabricaba escritos a sueldo contra el MPAIAC, que le ayudaban a luchar contra los independentistas Canarios y sobre todo del MPAIAC y CNC.

El partido de Felipe González, PSOE, en el 2007, cuando el dictador beduino de Tripoli, se dio cuenta que la población libia podía sublevarse en cualquier momento contra su régimen dictatorial, se presentó en Trípoli o en su embajada en Madrid, para ofrecer sus famosas bombas de racimo contra la población civil, pues España tenía grandes stocks de estas armas mortíferas contra poblaciones civiles indefensas, y que mejor lugar que Libia para adquirirlas. El gobierno libio, que ya tenía intención de acabar con las poblaciones civiles que se resistían a sus campañas de arabización o que protestaban porque los dineros del petróleo y del gas libio iban a los bancos extranjeros a las cuentas de los hijos del dictador beduino, compró todas las bombas que tenía la corona española en sus fábricas modelo MAT- 120, del fabricante español Intalaza S. A. y millones de balas de corto y largo calibre, ante el silencio de la prensa y radios españolas.

Ya se sabía que la prensa española no habló nunca del escandaloso tráfico de armas que durante años llevó a cabo el gobierno de Felipe González de cuando la guerra de Iran-Irak, donde se emplearon los puertos canarios para disfrazar todos los buques que iban, unos para Iran y otros para Irak, con armas y explosivos españoles y que en los puertos canarios, se les cambiaban el nombre y el destino para que uno fuera a Irak y otro a Irán. En el periódico ¨El Día¨, publicamos varios artículos con todo detalle de este tráfico, y la que significó el palacio de La Mareta, en Lanzarote, para pagar comisiones y como el delegado del gobierno en Las Palmas en 1985 al 1988 (PSOE ) y los directores de las Juntas de Obras de los puertos de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, del PSOE, estuvieron complicados en ese tráfico.( El Dia, 12.08.2009).

El CNC está en contacto con refugiados de las poblaciones del oeste o imazighen libios, que se están adentrando en las zonas berberes de Tunez, región de Tatawin, donde se están creando campos de refugiados para mujeres y niños, los cuales cuentas, las violaciones, envenenamientos de pozos y acequias por parte de los mercenarios contratados por la familia Khedafi, así como violaciones de mujeres y niños. En la ciudad reconquistada por los mercenarios de los hijos del Khafafi, Zawiya, hace un mes, todo fue arrasado para dar un ejemplo y la represión fue del tipo del de las tropas italianas de Mussolini que invadieron Libia.

Actualmente se va conociendo la cantidad de mercenarios que están actuando en Libia a las órdenes del Clan Khadafi. Según el periódico popular ruso, ¨Komsomolskaïa Pravda ¨, los Khadafi han contrtado centenares de mercenarios de Bielorusia, antiguos miembros de la 334 Unidad de élite de Bieloriuasia, que son pagados muy bien por el régimen de Trípioli.

Uno de esos mercenarios contactado por el citado periódico, dicen que son pagados a 3.000 $ mensuales y dijo que ya había muchos centenares de ellos en Libia y muchos de ellos tienen experiencia de cuando dichas tropas estuvieron en Afganistan combatiendo con los rusos.

Hay muchos miles de mercenarios detectados viniendo del Tchad, Niger, Malí, Sudan, Nigeria y del Congo. El periódico ¨The Telegraf¨, en una crónica del pasado día 20, de Con Coughlin, denuncia la existencia de grupos de mercenarios saharauis con pasaporte argelino, con contratos de 10 mil $ por dos meses, que han sido detenidos y se encuentran en la cárcel de Benghazi. Este se sabía hace una semana, lo que ha provocado una declaración oficial del Ministros de Asuntos Exteriores de Argelia, diciendo que su país no ha enviado tropas en apoyo del Khadafi, pero es que los saharauis poseen todos pasaporte argelino y no han comunicado al gobierno argelino, que se iban a combatir de mercenarios con las tropas del dictador.

Esperamos que el Fpolisario aclare o desmienta esta cuestión tan desagradable, que va a crear graves problemas en la región y en la opinión internacional e interna argelina a no ser que sean desertores del Fpolisario que se han ido a Libia sin permiso.

Este domingo se han celebrado diversas manifestaciones en Marruecos, en reclamación de más libertades y reformas democráticas así como a favor del respeto de la lengua tamazigt. Hemos notado no obstante, que en estas manifestaciones se está ignorando la presencia del colonialismo español en Marruecos, lo que es una vergüenza, que un país soberano africano, fundador de la OUA en 1963, todavía no haya acabado con la presencia colonial española en su territorio lo que representa un insulto, no solo para el continente africano sino para el propio pueblo marroquí, que lleva cinco siglos soportando la presencia colonial española en su territorio.

Nuestro partido el CNC y el MPAIAC, siempre hemos condenado la presencia colonial española en Marruecos y en todas las instancias internacionales, incluso cuando la representación marroquí no sacaba este problema colonial español que le afectaba, fuimos siempre nosotros los que exigíamos que las conferencias donde asistíamos, exigieran la salida de España de Marruecos y así lo seguiremos exigiendo. El CNC insiste, en que el pueblo marroquí debe saber que las grandes bases del Mediterráneo de la OTAN, están en España y que España tiene además bases de la OTAN en la islas Canarias, y que Marruecos está amenazado en permanencia por las bases españolas y de la OTAN y que nunca estará seguro pues en un futuro ataque, España enviará sus tropas estacionadas en Ceuta y Melilla, mas las de las bases del sur de la península ibérica mientras por detrás y por el sur, será amenazado por las bases aéreas de las Canarias y las tropas estacionadas en las islas que desembarcarán por la zona de Ifni y Agadir.

Mientras la corona española siga ocupando estas bases mediterráneas en tierra marroquí, el país seguirá en peligro y expuesto a todos los manejos de la potencia colonial. Va siendo hora que en todas las manifestaciones que en estos días se están haciendo en Marruecos, se exija la salida inmediata de España de la nación marroquí. Marruecos debe saber que su lucha contra el colonialismo español, favorecerá nuestra lucha contra la España que nos coloniza desde hace seis siglos y en el futuro nuestra Nación lo tendrá en cuenta al establecer las mejores relaciones diplomáticos con nuestro más cercano país vecino. El gobierno y el pueblo marroquí, no debe tener en cuenta la campaña orquestada por los servicios secretos españoles desde hace tiempo en Canarias y por los grupos autonomistas y otros enemigos de la independencia que tenemos aquí en Canarias, que van diciendo en radios y periódicos, que si nos declaramos independientes, Marruecos nos invade, así que es mejor seguir en manos del colonialismo español. Estos servicios secretos bien utilizados, se creen que los patriotas canarios somos imbéciles y que no nos damos cuenta que quien nos coloniza y ocupa desde hace seis siglos, es la corana española, es decir la España colonial. Estas campañas como siempre están llenas de racismo y al hablar de Marruecos, hablan del peligro moro, por lo que debemos estarnos calladitos y saludar la presencia colonial española. Lo advertimos muy seriamente pues está campaña la están poniendo en práctica hace años, no solo contra un país vecino como es Marruecos sino contra todo lo que represente el continente africano.

El actual gobierno español nacional y socialista es un gobierno de una potencia ocupante, como cualquiera que gobierne en Madrid por mor de las elecciones, ignoran que no se pueden celebrar elecciones en un país ocupado como es Canarias, puesto que la OUA, Organización de la Unidad Africana, hizo una declaración solemne, la única de esta Organización, a propuesta del Movimiento de Liberación Africano de Canarias, el MPAIAC, el 20 de julio de 1968, en la Sexta Conferencia de Jefes de Estado de la OUA en Argel, por la cual se declaraba que las Islas Canarias no son una parte integrante de España sino del continente africano y su pueblo, como todos los pueblos colonizados de África tiene derecho a su autodeterminación e independencia.

Hay unos principios internacionales y unos acuerdos que no se pueden ignorar y el gobierno nacional socialista español debe tenerlos en cuenta y no puede intentar celebrar elecciones en un país ocupado, ahora en mayo próximo, como hicieron los nacional socialistas alemanes en Francia, pues gozan del principio de nulidad internacional y van contra todas las resoluciones de la IV Comisión de las Naciones Unidas, sobre las leyes a aplicar en los territorios colonizados y ocupados por potencias extranjeras, como es el caso de Canarias.

La Resolución 1514 (XV) de diciembre 1960, sobre el derecho de los pueblos colonizados a su autodeterminación e independencia, se aplicaba a todos los territorios dependientes sin excepción, es decir, "los territorios bajo tutela, los territorios no autónomos y todos otros territorios que no han accedido a la independencia". Canarias estaba dentro de los citados territorios a pesar de la oposición española desde un principio. La definición de territorios no autónomos, estaba dada por la resolución 742 (VIII) del 27 de noviembre de 1953, que señalaba los factores a tomar en consideración para ver si un territorio era o no autónomo.

Según esta resolución, un territorio no autónomo se caracterizaba por el hecho de que estaba "geográficamente separado y étnicamente o culturalmente distinto del país que lo administra" (principio IV). Además, hacía falta tener en cuenta estos elementos suplementarios que podían ser "de naturaleza administrativa, política, jurídica, económica o histórica", lo que lo colocaba "arbitrariamente", en un estado de subordinación con respeto a la metrópoli (principio V). Inversamente, un territorio había alcanzado la plena autonomía cuando se había convertido en un estado independiente.

Un problema que se planteó, desde el principio, era la definición de Territorios no Autónomos, pero la declaración 1541, del 15 de diciembre de 1960, había aclarado todos los conceptos y se caracterizaba, según esta resolución, un territorio no autónomo, "que es el nombre que se daba a las colonias, se caracterizaba por el hecho de que estaba geográficamente separado y étnicamente o culturalmente distinto del país que lo administra, que es el principio (IV) de la Declaración. El problema de las colonias portuguesas y de Rodesia del Sur, fue reconocido en el mismo año 1962, el 11 de mayo, a pesar de la oposición portuguesa y el de Rodesia, con la oposición británica, pero la Asamblea General confirmó esto en la resolución 1747 (XVI) del 28 de junio de 1962.

Había una categoría de territorios que quedaban mal definidos, como en el caso de Canarias, por lo que el Comité creó una misión ad hoc para visitar el continente africano, en vista de un estudio analítico de la cuestión en África. Este grupo, comprendía ocho miembros, el presidente, el ponente y los delegados de Etiopía, Irak, Túnez, Ecuador, Italia y Polonia. Del 24 de mayo al 5 de junio de 1970, viajó por el continente africano, empezando por Argel, seguido de Dar-es-Salaam y Lusaka y reuniéndose con los representantes de los Movimientos de Liberación.

Fue en ese momento, en que el MPAIAC, presentó un Memorándum, solicitando la inclusión del caso de Canarias en el Comité, para que se aplicase la resolución 1514 (XV) de 1960. En dicha reunión, que tuvo lugar a puerta cerrada, muchos de los representantes de los movimientos de liberación les expusimos al Comité nuestra decepción por el hecho de que las Naciones Unidas no se comprometían directamente en la lucha contra el colonialismo en África y permitían que países colonialistas como España y Portugal continuaran ocupando grandes territorios de nuestro continente ignorando la Carta de las NU.

En 1972 y 1974, el Comité contactó de nuevo con los Movimientos de Liberación en Argel y en lo que concierne a Canarias, se nos comunicó las gestiones que estaba haciendo el gobierno español para entorpecer nuestras demandas y se nos advirtió del peligro que suponía si contaba con otros países colonialistas, por lo que era necesaria una intervención expresa de la OUA y por el grupo africano de países de la OUA, ante la Asamblea General.

El gobierno colonial español, había maniobrado en las Naciones Unidas, invitando al subcomité sobre colonias en África, a visitar la Guinea Ecuatorial en 1966 y dos años después en 1968, dando la independencia a esta colonia, con lo que quiso que no se tocase sus otras colonias y que el Comité se ocupase del caso de Gibraltar. En 1966, cuando se solicitó una visita del subcomité en el Sahara, Madrid aceptó pero no la autorizó sino en mayo de 1975, debido a la lucha del Movimiento de Liberación del Sahara y a las presiones de Argelia.

Este viaje del Comité fue criticado a su vuelta por el representante español ante la Asamblea General, diciendo que Canarias no era una colonia sino una parte integrante de España y de Europa lo que causó la hilaridad general de sus oyentes africanos. También algunos movimientos de liberación, y sobre todo la prensa africana, criticaron al Comité porque no se tomaban medidas urgentes contra los países coloniales, especialmente contra Portugal, que continuaba las masacres en el Continente africano.

Fue durante este primer viaje en 1970, presidido por el señor Nicol de Sierra Leona, cuando se entregó en mano el primer Memorándum del Movimiento de Liberación de Canarias, el MPAIAC, para que se estudiara el caso de las Islas Canarias. Tuve el honor de hablar con él varias veces en diferentes reuniones de la OUA, en el Continente africano, el cual me dijo que ya estaba abierto el expediente y que en el año 72, a pesar de los manejos españoles, se iba a enviar a África al subcomité encargado de los problemas africanos y que lo más seguro la reunión tendría lugar en Argel, en 1974 como así fue.

Hay que señalar que durante la 20 sesión de la Asamblea General, en 1965 se puso sobre el tapete el mandato del Comité para que se precisara sobre dos puntos: de una parte, la cuestión de los pequeños territorios y de otra, la fijación de una fecha límite para alcanzar la Independencia. La visita del Comité de los 24, se repitió en 1974 en Argel, invitados por el gobierno del presidente H. Boumedienne, con intervención de nuevo del MPAIAC, donde exigí al Comité que se denunciara a España por no reconocer el derecho de los canarios a su independencia y entrar en discusiones con el MPAIAC para preparar el territorio canario a ejercer sus derechos en pro de la autodeterminación e independencia. Señalé expresamente que si en el futuro se le obligaba a España a descolonizar corríamos el peligro de que cuando llegase el momento de las elecciones, el gobierno español intentase introducir en las listas de Canarias a los españoles.

Ante esto se me dijo que ya el Comité tenía experiencias sobre la descolonización y que solamente tendrían derecho al voto los canarios solos, es decir los hijos de padre o madre canarios o descendientes de canarios y los nacidos en Canarias, es decir según el derecho internacional, pues prevalece el "ius sanginis" y el "ius solis" para poder participar en una votación sobre el futuro de Canarias, territorio ocupado. En otros procesos de descolonización ya se había presentado este caso pues como era lógico, dentro de la política colonial, las metrópolis querían colocar en estos territorios a sus agentes y a los colonos, pero que esto no iba a suceder ya que las N.U. no lo permitirían.

En nuestro país colonizado, durante estas vacaciones, se ha seguido con la gran campaña a favor d la Abstención y crece cada día más la opinión, que es inútil participar en esta mascarada colonial montada por la corona española, pues no se pueden celebrar elecciones libres en un País Ocupado como es Canarias.

Agradecemos a todos cuantos están colaborando en estos días, promoviendo la abstención en las elecciones coloniales del 22 de mayo, ya sea convenciendo a la gente, ya sea por correos y mail, ya sea por Facebook. La prensa y las radios coloniales están muy preocupados con la abstención que venimos preconizando y están haciendo llamamientos continuos para que la gente vaya a votar en esta colonia y no quedar al descubierto ante la opinión internacional.

El actual gobierno español nacional y socialista es un gobierno de una potencia ocupante, como cualquiera que gobierne en Madrid por mor de las elecciones, ignoran que no se pueden celebrar elecciones en un país ocupado como es Canarias, puesto que la OUA, Organización de la Unidad Africana, hizo una declaración solemne, la única de esta Organización, a propuesta del Movimiento de Liberación Africano de Canarias, el MPAIAC, el 20 de julio de 1968, en la Sexta Conferencia de Jefes de Estado de la OUA en Argel, por la cual se declaraba, que las Islas Canarias no son una parte integrante de España sino del continente africano y su pueblo, como todos los pueblos colonizados de África tiene derecho a su autodeterminación e independencia. Es por ello, que no se debe ir a votar en las elecciones del 22 de mayo próximo, sino abstenerse y colaborar en la abstención y lograr que la mayor cantidad de ciudadanos Canarios no vayan a votar.


Fdo: Antonio Cubillo, Presidente del Congreso Nacional de Canarias (CNC), brazo político del Movimiento de Liberación Africano, el MPAIAC.

Canarias, África, 24 de abril del 2011.
cnc@elguanche.net cubilloantonio@hotmail.com mpaiac@elguanche.net

Congreso Nacional de Canarias