jueves, 21 de octubre de 2010

Opinión de Felipe Ros - Manifestación por la Descolonización e Independencia



Desde el centro de unos de los sitios de los apresados, desde donde el colonialismo sigue tejiendo las redes que nos impiden organizarnos para reconstruir la libertad nacional, la soberanía, la capacidad de organizar Canarias para los canarios.

No por el sitio en sí, Aguere, lugar de los extranjeros, también valdría. Pero me hace decidir no estar allí, saber que los que allí convocan están movidos, articulados, dirigidos ideológicamente y financiados por aquellos que ya sabemos con pruebas que trabajan para el colonialismo.

Como es el caso de ese Arquitecto que cobró del colonialismo con la excusa de limpiar El Confital, y en la práctica organizó y dirigió una actuación para destrozar los restos arqueológicos allí existentes, destrozar la plataforma de confite, y construir dentro de la línea de mar la delimitación de la urbanización de ese espacio natural. Ese arquitecto que pasa dinero a alguna organización juvenil.

Junto a sus otros compañeros comunistas como Carmelo Suárez Cabrera, Juan Suárez, ..., han hecho una vez más de avanzadilla para destrozar nuestra historia y nuestra cultura, y seguir dividiendo a la sociedad canaria para que no podamos responder eficientemente al colonialismo. Ese es el ‘ modelo de clase, y revolucionario’ que llevan 40 años defendiendo y que ahora copian algunos jóvenes.

Siempre me pregunté de donde sacaban tanto dinero para frenar toda iniciativa realmente unitaria.

Con Antonio Suárez Linares lo acabo de comprobar. Peleando conseguimos el expediente con el que el colonialismo escondía un sobre para pagarle su innegable trabajo contra la Nación Canaria.

Por eso sólo estaría en Añaza.

Los ahora jóvenes socialistas, continuadores de la línea de esos Antonio Suárez, ¿ya cobran sobres o puestos de relevancia social? ¿o están peleando por cobrarlos?.

Creo que todos los jóvenes tienen razón cuando le piden al compañero Cubillo que se retire de las tareas de dirección política. Pienso que hace tiempo que debía de haberlo hecho.

Pero, ¿qué me dicen de Pedro Brenes, Teodoro Santana, Francisco Javier, Vicente Quintana, Juan Suárez, ... ?. ¿Quizás resulta que son las juventudes del PCUS?.

Son viejos, divisionistas de la sociedad canaria con los mismos planteamientos ideológicos, que durante 40 años llevan peleándose entre sí para ver simplemente quien queda mejor situado, quien es mejor primado por liderar el servicio de paralización de la Nación Canaria con su ideología importada.

Hay que ver lo que se parece lo hecho por estos viejos con lo que ya hacen algunos jóvenes que en pocos años se han dividido en tres, y sólo pelean por ver quien es designado como jefe de la manada. Si tienen los mismos planteamientos ideológicos, ¿para qué se pelean?, ¿para definir los sobres como el de Antonio Suárez Linares?.

Sin duda que los que ya vamos camino de los 50, también empezamos a ser viejos, y a tener que entregar los papeles, pero hay quien debiera haberlos entregado hace tiempo.

Lo que si está muy claro en este aniversario de la Bandera Nacional, es que en este 2010 tampoco la cuestión canaria será resuelta por el Comité de Descolonización de la ONU. Ahora ni se nos espera, ni fuimos llamados a estar, como si lo estuvimos en 1978, cuando no nos presentamos por nuestras debilidades.

Lo único positivo de este 2010, es que a pesar de las debilidades, cuando mucha gente vio la esperanza de una actuación unitaria de la sociedad canaria contra el colonialismo, salimos a la calle un número significativo para reempezar el camino.

La unidad de la sociedad nacional, que no la unidad de las siglas y grupos, llevó al éxito de las dos manifestaciones.

Por eso, los jóvenes revolucionarios, lo que deberían de hacer el sábado 23 de octubre es participar en la manifestación de Añaza, dejando atrás a los viejos, y sus consignas, que llevan 40 años peleándose entre ellos, sólo por saber quien se lleva el mejor sobre (Antonio Suárez Linares), o la posición social más destacada (Teodoro Santana, Pedro Brenes, Juan Suárez, ...) como pago de dividirnos a los canarios para que no tengamos capacidad de responder y vencer al colonialismo.

Con las dos manifestaciones realizadas se abrió la esperanza de construir la capacidad política para derrotar al colonialismo.

Los jóvenes que quieran luchar por la Nación Canaria, se deberían preocupar por construir esa capacidad política (formarse, actuar contra las acciones concretas del colonialismo, plantear las alternativas concretas nacionales contra él, ...).

De las dos manifestaciones del sábado, la única que puede significar ese nuevo camino, es la de Añaza.

La mayor duda que tengo para ir, es comprobar si el trabajo que estamos desarrollando para preparar el contencioso y las demandas penales contra el Plan Especial de la Isleta, o las alegaciones al PTE 5 de Gran Canaria, o las sugerencias al PIO de Gran Canaria, van lo suficientemente avanzadas para quitarle el tiempo del sábado e ir a la manifestación.

No podemos volver a olvidar que las luchas concretas son tan importantes como las manifestaciones generales. El colonialismo nos va venciendo en las primeras, mientras deja que nos desgañitemos en las segunda, sobre todo cuando las segundas las encabezan sus infiltrados y sus ideologías.

Ante los mensajes recibidos de varios grupos de jóvenes revolucionarios, si estos realmente quieren actuar consecuentemente con voluntad de no ‘ vender la legítima y digna lucha del pueblo canario de obtener su soberanía’ , ya pueden desligarse de los que cogen sobres como Antonio Suárez Linares y nos llevan dividiendo 40 años, y unirse al conjunto del pueblo, esta vez en Añaza.

Felipe Ros.