lunes, 8 de marzo de 2010

Apoyo extranjero para la liberación de Canarias

La segunda gran manifestación nacional por la Descolonización e Independencia de Canarias, se desarrolló este sábado seis de marzo de dos mil diez en la isla de Gran Canaria, una segunda convocatoria en el que el pueblo canario salió masivamente para conquistar sus justos e irrenunciables derechos de libertad e independencia.



Más de tres mil voces coreaban consignas tales como: “Canarias no es España, Canarias es mi Nación”, “Canarias no se vende, Canarias se defiende”, “Independencia para nuestra nación, Independencia no hay otra solución”, entre otras.

Ante el baile de cifras que la prensa colonial siempre tiende a minimizar (menos mal que existe internet, para corroborar la asistencia masiva) y el silencio cómplice de estos medios a informar sobre el apoyo de personas de otros países contrarias al colonialismo español, debemos informar al mundo que un grupo de representantes de centro América y sur América, (ciudadanos/as que viven en Canarias, componentes de distintos países como Colombia, Cuba, Venezuela, Ecuador y República Dominicana) se atrevieron a leer un manifiesto al final del recorrido, en el famoso parque de Santa Catalina, apoyando la causa canaria. Y ante la importancia de este hecho histórico lo reproducimos al completo:




¡Canarias! Saludos libertarios desde parte del continente americano.

Hoy nos encontramos aquí para apoyar la justa lucha del pueblo canario por su soberanía.

¡Españoles y Canarios!...así diferenciaba Simón Bolivar a ambos pueblos en la Proclama de Guerra a muerte firmada en Trujillo el 15 de junio de 1813.

Y el mismo Bolivar en el Congreso de Panamá de diciembre de 1824, dejó escrito para la historia: “…Adoptar medidas con respecto a las islas de Cuba y Puerto Rico, y en caso de que resolviese emanciparlas, resolver sobre su destino futuro…Resolver sobre si las mismas medidas deberían adoptarse respecto de las otras colonias de España: las Islas Canarias y Filipinas”

En el continente americano, sobre todo donde España mantuvo a sangre sus colonias, nadie duda, de que los isleños o canarios están bajo la dominación española.

José Martí, apóstol y mártir cubano e hijo de una canaria, decía en 1892: “Ni es raro que el hijo de las Canarias, mal gobernado por el español, ame y procure en las colonias de España, la independencia, que por razón de cercanía, variedad de orígenes, y bastante falta de fin, no intenta en sus islas propias.

Esta representación americana también alza la voz, porque vivimos aquí, y nos sentimos parte de este pueblo, en el cual nos integramos día a día. La gran mayoría de los nuestros, junto a la gran mayoría de los isleños, luchamos en una época no tan lejana juntos, codo con codo contra el colonialismo.

Las leyes fundamentales de los pueblos y de derechos humanos aborrecen por completo todo tipo de colonialismo, y nosotros no somos menos.

A partir de mañana, la manipulación de los medios coloniales, atacará sin piedad sacando entrevistas de otros americanos contrarias a este pensamiento, algunos, negarán la evidencia colonial comprados por el valor de un plato de arepas, otros lo harán bajo la amenaza de la deportación, pero la verdad se impondrá, porque la fuerza de la razón la lleva el Pueblo Canario:

¡Gritad todos conmigo!: ¡Viva Canarias Libre!