jueves, 11 de junio de 2009

Ganó la abstención en junio del 2009, en Canarias.

El resultado de la convocatoria electoral europea del pasado 7 de junio de 2009 en Canarias sólo deja una ganadora triunfal, la abstención, que con la cifra del 59,01%, logra mantener a ésta como la opción más respaldada, por lo que el pueblo canario logra un nuevo e importante record y expresa su rechazo frontal y contundente a una UE (Unión Europea), que se comporta con nuestra nación sin estado como una metrópoli junto al estado colonizador espanol.

Pero aún hay más, si a ese 59,01% de abstención le sumamos el 1,31% de votos blancos, más el 0,70% de votos nulos, nos da que un total del 61,02% de nuestro pueblo canario ha pasado de esa cita europea. El fenómeno de votos blancos y nulos en Canarias hay que tenerlo muy en cuenta, pues nuestras 8 islas pobladas totalizan una superficie geográfica de 7.500 Km2, dividida en 88 municipios, muchos de ellos muy pequeños donde el control del vecino es muy férreo, téngase en cuenta que los partidos políticos espanolistas y colonialistas cuentan con apoderados o interventores en cada mesa electoral, donde van llevando un control estricto de quienes votan, marcándolo en una copia del censo electoral que disponen, por lo que los vecinos que no van a votar quedan evidentemente desvelados. Ese poder para saber quien no va a votar llena de miedo a miles de hombres y mujeres de Canarias pues temen represalias y persecuciones en lo concerniente con el empleo, la vivienda, las ayudas sociales, etc., por parte de los alcaldes y concejales de esos partidos colonialistas. Ese miedo de nuestro pueblo no es infundado, pues hasta la saciedad se han producido infinidad de casos de tales persecuciones, castigos y represalias, ese miedo se ha extendido socialmente, fundamentado en la práctica feudal que esos alcaldes y concejales llevan a cabo.



Incluso debemos añadir que la pseudo-democracia que espana impone en su colonia de Canarias, permite a esos partidos políticos colonialistas que son los que con más dinero cuentan gracias a las ayudas de la banca privada que ya anteriormente he citado, enviar el sobre con la papeleta de voto a cada persona a su domicilio por correo postal, ese ventajismo político y electoral es inadmisible, vergonzoso y antidemocrático, dejando a los partidos y organizaciones con menos recursos económicos fuera de juego, dado que éstas no pueden enviar dichos sobres y papeletas. Esa práctica electoral debería estar prohibida, cada votante debe ir a su lugar de votación y allí elegir su papeleta de voto. Pero que se puede espera de un estado como el espanol, con una larga tradición fascista y dictatorial, derivada del hecho de haber contado con 40 años de dictadura franquista y haber sido junto con Alemania e Italia, una de las tres patas del fascismo europeo.

A pesar de la brutal invasión poblacional europea que la colonia de Canarias continúa sufriendo, sobre todo de espanoles, alemanes e ingleses, desde la última convocatoria a elecciones europeas del 2004, la cifra del 59,01% de abstención sigue siendo una victoria rotunda de nuestro pueblo que rechaza de plano a esa segunda metrópoli llamada UE. Soy consciente de que en el año 2004 la abstención fue del 64%, y ahora es menor, el 59,01%, doy tres explicaciones a ese resultado, en primer lugar, la invasión poblacional europea en nuestras islas, en segundo lugar, el deseo de parte del pueblo canario de castigar al partido gobernante PSOE que baja de 38,50% de votos a 35,93%, por la pésima gestión ante la crisis capitalista mundial, tales votos de castigo van dirigidos al PP que se ve favorecido subiendo de 39,99% a 40,99%, y en tercer lugar, el aumento y proliferación de nuevas candidaturas minoritarias que invitan y animan por novedad a votar.



Los partidos estatalistas, espanolistas y europeistas, el azul PP del BBVA (banco bilbao vizcaya argentaria) y el rosado PSOE del BSCH (banco santander central hispano) no han logrado con toda su abusiva maquinaria de intoxicación de masas, convencer al pueblo canario para que fuera a votar en la presente cita electorera, evidentemente, muchas y variadas podrían ser las explicaciones que cabría dar desde la psicología política, ante dicho comportamiento político y electoral de nuestro pueblo, pero es preciso recordar que las organizaciones independentistas CNC (Congreso Nacional de Canarias) y MUPC (Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario) son algunas de las que hicieron un llamamiento activo, explícito y claro a la abstención, argumentando el rechazo a legitimar una convocatoria ilegal en Canarias, dado que en ningún referéndum se le ha preguntado a nuestro pueblo por su deseo de integrarse en esa estructura capitalista y colonialista que representa la UE.

El pueblo canario ha sabido darle una buena tollina a esa pandilla de politicuchos espanoles y europeos que medran, parasitan y se enriquecen con los dineros públicos, el pueblo canario sabe que el mayor de los castigos es la indiferencia y eso es lo que ha hecho con la abstención, pasar de los burócratas de la política capitalista y colonialista, darles la espalda. La europa de los mercaderes ha vuelto ha recibir otro gran varapalo en estas islas atlánticas, tal como ya ocurriera en su momento cuando la votación de la constitución europea, donde los que nos abstuvimos, votamos no, votamos en blanco o votamos nulo sumamos más del 80% del censo electoral.

El pueblo canario tiene razones más que sobradas para haber infligido tan buen castigo a esa espana y europa que nos roba, expolia y esclaviza. La lista de indicadores macro-sociales negativos ponen a Canarias en el primer puesto de todos los males, por ejemplo, una tasa de desempleo muy próxima al 30% de la población activa, un cada vez mayor nivel de pobreza, los sueldos más bajos, las jornadas laborales más largas, el mayor índice de fracaso escolar, una sanidad pública masificada, saturada e infradotada, una altísima densidad demográfica con cerca de 300 habitantes por kilómetro cuadrado, creciente e imparable endofobia = racismo contra el canario, altas cotas de marginación y exclusión social, una violencia social e inseguridad ciudadana que no para de subir, unos muy altos índices de delincuencia y actividad mafiosa, una elevadísima carestía de la vida (alimentación, vivienda y transporte inter-insular), abusiva imposición fiscal, exagerados impedimentos burocráticos para la creación y mantenimiento de las pequeñas y medianas empresas, desmantelamiento del sector primario (agricultura, ganadería y pesca), destrozo del ambiente natural, desmesurada especulación urbanística, y en definitiva, incremento insoportable de la dependencia exterior. Si todas estas razones no son suficientes para castigar a la UE y de rebote a espana, entonces es que somos masoquistas, y eso el pueblo canario no lo quiere ser.

La prioridad de Canarias es poner en marcha su proceso de descolonización e independencia, a tal fin, el MP (Movimiento Patriótico Canario) ya entregó en el mes de abril, el correspondiente memorandum al cual habrá ahora que aportar el oportuno dato de la buenísima tasa de abstención del 59,01% conseguida en este año 2009, la fecha del 2010 como límite del segundo decenio fijado por la ONU para la descolonización e independencia de los pueblos aún sometidos a metrópolis explotadoras, ladronas y saqueadoras, avanza inexorablemente y es en esa dirección en la que tenemos que mantener nuestras acciones. El comité especial de los 24, o de descolonización de la ONU, que preside Indonesia y cuya vicepresidencia ostenta Cuba, sabrá tomar buena nota y hará una buena lectura de esta tan gloriosa victoria de nuestro pueblo canario con su flamante abstención.

José Tomás Bethencourt Benítez, Profesor Titular de Psicología, ULL.