lunes, 3 de marzo de 2008

No estoy con Unidad del Pueblo

Este fin de semana hice campaña a favor de Unidad del Pueblo en Gáldar. No, no estoy militando en el citado partido, y no voy a añadir nada más a lo que ya se dejó escrito en un comunicado que explicaba el por qué de mi marcha.

Vuelvo a reiterar que este sábado me decanté por Unidad del Pueblo, pero sin saberlo, lógicamente sin mi consentimiento, porque una cuña publicitaria con mi voz para la anterior campaña a las municipales de Gáldar, ha sido utilizada sin ética ninguna para arañar unos pocos votos en este municipio norteño.

La megafonía de UP con mi voz que recorría las calles consiguió que muchas llamadas telefónicas, incluida la de mis padres, me avisaran de tan mezquina circunstancia, todos me preguntaron lo mismo: “¿Te presentas de nuevo a las elecciones?”

Y no, no voy a denunciar a la Junta Electoral, ni a ningún otro organismo colonial, pero si dejo constancia escrita de estos hechos para volver a dejar claro que no me presento a estas elecciones generales coloniales, y que no estoy militando ahora mismo en ningún partido. De hecho, ni siquiera iré a votar, abogo por la abstención activa, porque no votar conduce a que mi voto no sume aritméticamente en ese reparto del pastel, en cambio, votar en blanco o votar a partidos minoritarios en las generales consigue gracias a la maldita Ley D´Hont que se refuercen los partidos mayoritarios metropolitanos.

Respeto profundamente la elección de partidos independentistas a presentarse a estas elecciones, aunque no lo comparto.

Muchos compañeros me dicen que es una manera de aprovechar los espacios gratuitos para dar a conocer sus propuestas, y de paso hablar de la necesidad de la independencia, y hasta aquí estoy totalmente de acuerdo, es una forma más de lucha y de publicitar las siglas independentistas. Pero también sería loable retirarse de la campaña electoral cuatro o cinco días antes, y comenzar una nueva campaña por la abstención activa en esta patria colonizada. De esta manera se asestaría dos golpes importantes:

1.- Conseguir el primer objetivo, que es dar a conocer la opción política a representar, utilizar los medios coloniales para concienciar a nuestro pueblo sobre la importancia de la soberanía en Canarias.

2.- No participar en unas elecciones nada democráticas y coloniales, donde la famosa Ley D´Hont conseguirá favorecer al bipartidismo PSOE-PP, además de no permitir que los malos resultados (también en consonancia a la falta de unidad en los partidos independentistas), los utilice el Estado Español en nuestra contra.

Por supuesto, todos son libres de hacer y de luchar de la manera que crean más oportuna, yo sólo dejo mi más humilde opinión, sumando de nuevo mi repulsa a la utilización de mi voz en una campaña en la cual, ni estoy, ni represento y ni participo.


Pedro J. Brissón