domingo, 10 de febrero de 2008

OFENSIVA CONTRA LA IZQUIERDA ABERTZALE

La izquierda abertzale convoca una jornada de huelga general para el próximo jueves contra el "estado de excepción"



La izquierda abertzale ha convocado una jornada de huelga general para el próximo jueves "contra las agresiones que sufre Euskal Herria por parte del Estado español" y que vienen acompañadas del "beneplácito de los partidos regionalistas". Aseguran que el "activo" que se consiga durante la movilización será trasladado a las elecciones del 9 de marzo.




BILBO-. Las últimas actuaciones judiciales protagonizadas por la Sala del 61 del Tribunal Supremo y el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que han propiciado la suspensión de actividades de EAE-ANV y EHAK y la prohibición de la manifestación convocada hoy en Bilbo, suman algunas de las ofensivas más importantes que la izquierda abertzale en su totalidad viene sufriendo en los últimos tiempos.

Estas "agresiones" que la izquierda independentista vasca sufre "por parte del Estado español" vienen acompañados del "beneplácito de los partidos regionalistas", según han explicado los representantes políticos Mikel Etxaburu y Karmele Aierbe.

A su juicio, la razón de estos ataques surge del objetivo de "callar" la Propuesta de Marco Democrático lanzada por la izquierda abertzale para dar una solución definitiva al conflicto de Euskal Herria.

Asimismo, han considerado que el origen de esta ofensiva nació en las negociaciones de Loiola, donde el Gobierno español, el PNV y el PSOE "no quisieron abrir las puertas a la independencia".

Etxaburu y Aierbe, que han comparecido acompañados por un gran número de históricos militantes independentistas, han alertado de que esas mismas formaciones están ahora "preparando un nuevo fraude" para este país y, por ello, han reiterado que es la izquierda abertzale la única que ofrece una alternativa a esta situación.

Ante estas nuevas ofensivas, han alertado de que "es hora de unir fuerzas contra este estado de excepción", y eso pretenden conseguir mediante la jornada de huelga general que han convocado para este jueves, 14 de febrero.

Esta convocatoria tendrá como objetivo responder a la "inminente lista de ataques y agresiones" que ha sufrido la izquierda abertzale, entre las que han citado el encarcelamiento de dirigentes de Batasuna, el macrojuicio 18/98, las torturas sufridas por ciudadanos vascos, la dispersión y la suspensión de actividades de EAE-ANV y EHAK.

"Éste es el balance del Gobierno de Zapatero. Todo ello con el beneplácito de los partidos regionalistas, tanto del PNV como de Nafarroa Bai", han sostenido.

Consideran que "no se podrá acabar con el movimiento independentista" y que "el activo" que se consiga de esta jornada de movilización tendrá que ser trasladado a las elecciones del 9 de marzo.