miércoles, 27 de febrero de 2008

¡CANARIAS DESPIERTA!

Demagogia es: decir que sin España nos moriríamos de hambre.
Demagogia es: decir que Marruecos nos invadiría.
Demagogia es: decir que volveríamos a un retraso.
Demagogia es: decir que viviremos peor con la Independencia.

La realidad es: que si Canarias fuera libre e independiente y no un estado colonial español, podría controlar 200 millas marinas, en vez, de las 12 actuales. Que esto afecta a nuestro espacio aéreo. Los vuelos actuales entre España y Canarias se denominan vuelos internacionales, ya que dependemos de la torre de control de Casablanca (Marruecos), por entrar en su espacio aéreo.
La realidad es: que Marruecos no puede revindicar nada sobre canarias, ya que no nos reconoció en el año 1968 como parte integrante de África. Se abstuvo Mauritania, y Marruecos se opuso porque estaba apostando por el Sáhara Occidental. Y además reafirmó …”Canarias es para España como el Sáhara es para Marruecos”…
La realidad es: que está reconocido que la Metrópoli propuso a Marruecos un corredor aéreo España-Canarias, a cambio del control aéreo sobre el Sáhara. Oferta denegada por Marruecos ya que quiere la independencia total del Sáhara para su control.
La realidad es: que no teniendo esas 200 millas marinas por no ser un estado archipielágico, nunca podremos controlar parte de ese petróleo y gas existente a 50 millas de Lanzarote.
La realidad es: que Bruselas nos reconoce como ultraperiféria al integrarnos en las regiones de ultramar. Somos europeos políticamente, pero geográficamente estamos en África. ¿Qué más podemos inventar para no reconocer que somos una colonia? Además, la Organización Africana reconocida internacionalmente (OUA), declaró el 20 de julio de 1968 lo siguiente “…las islas Canarias son parte integrante de África. No constituyen una parte integrante de España. En consecuencia, debemos declarar que las islas Canarias tienen el derecho a la autodeterminación y a la independencia, como cualquier otro territorio africano aún sometido a dominación colonial”.

¡Luchemos por conocer nuestra historia!
¡Luchemos por recuperar nuestra identidad!
¡Luchemos por unas Canarias libres!